Qué miedo encierra el inverno

"No todos son tan malos, no todo está mal, no todos son villanos queriéndote matar, no está perdido ni se va a acabar... la vida es un picnic"

Sabía que no debía destapar esos recuerdos, ahora sólo están quitándole el lodo a cierta personalidad, los restos óseos que yacían bajo el suelo han quedado al descubierto... tenía miedo de volverte a encontrar, fin del laberinto, algún día debía la bomba estallar, develados han quedado los secretos de la personalidad, al final siempre lo he sabido sin embargo, es algo que pretendía olvidar:

Qué miedo encierra el invierno
Al creer que todo está perdido
Desvergonzado de haber temido tanto en su presencia
De haber sostenido tal insolencia

Qué miedo encierra el invierno
Cuando ha llegado con tal indulgencia
Envejecido por la nostalgia
De un tal hubiera podido ser

Qué miedo encierra el invierno
Cuando pudo haber escapado
Contagiado de un gran miedo a las personas
Perdiendo gota a gota la fe

Qué miedo encierra el invierno
Con la gran sabiduría de jamás volver a creer
Sabiéndose el gran escéptico
Derrotado por el estrés

Qué miedo encierra el invierno
Añorando pedazos de una vida rota
Sin haber vivido la respectiva temporada
Deslumbrado por la vergüenza de haber existido

Qué miedo encierra el invierno
Cuando ya se ha ido
Y cuando regresa como recuerdo perdido

Qué miedo encierra el invierno
Cuando se ha sublimado para permitir la vida
Para forjarse una herida jamás sentida

Qué miedo encierra el inverno
En este instante en que queda libre
Se revelan sin misterios los hallazgos de características
dibujadas sobre el lienzo que creía perdido
Ahora regresa cual hábito perdido

Qué miedo encierra el invierno
Cuando aprisiona con su llanto
Al corazón herido
Recreando escenas de aquel suicidio.




PARA CUANDO SIENTES QUE TE MUERDE LA VIDA, SOLEDAD MI ETERNA AMIGA
Soledad jamás comparte su vida
No le cuenta a nadie su melancolía
Soledad jamás confía en nadie
Aun que hubo un tiempo en que así lo hacía
Soledad hace de sus penas la mala poesía
Encerrando en sus palabras la realidad de un día
Soledad le grita al silencio todo lo que transcurre en su día
Y tararea la melodía con sus aires de despedida
Agradeciendo a seres efímeros lo tardío de su alegría
Soledad de cierta forma conoce todo lo que va a pasar
Y de vez en cuando, cuando siente que va a estallar
Soledad se ausenta para dejarla vivir en paz
Soledad y la simpatía por el diablo
Sabe que a veces debe dejarlo ganar
Soledad huye cada vez que puede
Cada que se necesita refugiar
Soledad se bebe sus problemas
Mientras se inyecta las soluciones
A situaciones que en primer lugar no debería ni de ocupar
Soledad se sabotea a sabiendas de lo que hace
Y consigue la reacción precisa que necesita
Para llegar a esa realidad que espera con premisa
Para finalmente darle la vuelta indecisa
Con la certeza de jamás olvidar aquello que sabe que la revive
Soledad con esa necesidad enfermiza
De alejar lo que complementa su vida
Soledad con esa necesidad de subsistencia
Aparcando en sus mañas
Teje telarañas disfrazadas de inconsciencia
Para alejarte con el pretexto de no poder perdonarte
Soledad sabe como botarte
Soledad se muestra sutil contigo
Mientras que a mí me llama cobarde
Soledad desea con fuerza alejarte
¿Qué acaso no sabe que jamás voy a dejar de amarte?
Soledad en realidad es mi más grande amiga
Y me conoce, hasta llega a manipularme
A veces quisiera mentirle a Soledad
Hacer que se tragara el cuento aquel que me invento al amanecer
Pero Soledad es más astuta
Soledad jamás olvidará tu historia de vida
Soledad está desgarrándome el alma
Rogando que me suelte de lo único que me rescata
De sus garras, que son a la vez mis propias trampas
Que fungen como un mapa a mi antigua morada
Soledad me ruega que me aferre a los recuerdos
Que te pintan de oprobiosa inmoralidad
Soledad me insiste en que no define si son celos o añoranza de lo que también pude actuar
Soledad está muy triste por lo que dejó pasar
Y tira de mis pasos cuando intento avanzar
Soledad añora lo que tú has vivido
Quizá porque piensa que eso nos redimirá
Soledad me convence de que a sus ojos no eres más que uno más
Soledad piensa que serás pasajero
Porque no quiere olvidar
Esos tintes de recelo que la hacen regresar
Estoy buscando la forma de despedir a Soledad
De pedirle que se vaya o cuando menos se haga sublimar
No sabes cómo espero el momento en que al fin se pueda marchar
Y se lleve este sentimiento que juro quiero olvidar
No sabes cómo me daña Soledad cuando se intenta instalar
Disfrazada con tus palabras acerca de lo que solías disfrutar
Soledad tiene cara de Anas y demás muchachas al azar,
Alejadas de la monotonía que se es lo único que puedo dar;
Soledad además actúa haciendo gala de sabiduría
“sabiendo que esos gestosya habían sido de otras”
Se vuelve insoportable y lo peor, sabe cómo ganar
Soledad sabe que al hacerme recordar me está abrazando
Soledad me está robando la vida
No tienes idea como quiero que se extinga
Sé que no puedes ayudarme porque ella es cosa mía
Sólo quisiera que no le hubieras dado motivos a su alegría
-ni siquiera ahora deja deja de imponerme sus palabras-
Soledad, ahora sola en un lugar de fantasías
Color de rosa, se desvanece entre sonrisas
Soledad se halla entre espejos mirándose sin revisar
el brillo en su mirada señal de que se ha de marchar
tu presencia es la compañía perfecta que logra ahuyentar
a la eterna compañera que sabe que contra ti no podría ganar
Soledad, Soledad

3 comentarios:

  1. wow!!! nose cual de los 2 me asombra sin duda mi parte favorita es la primer de la vida es un picnic!!
    sera que esa palabra me facino :]

    un placer leerte

    ResponderEliminar
  2. La melancolia suele ser un arma de dos filos; puede brindar tal inspiración como la que yo noto en tus palabras, pero a coste de pasarla nostalgico e indulgente por un rato.

    Saludos y un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. EL JURAMENTO DE LOS CORAZONES VERDADEROS DE LOS SÁTIROS
    Que la luna y las estrellas sean testigos mientras te declaro mi amor. Te tendré en mi corazón con la pasión de mil soles. Aunque me vaya lejos, siempre regresaré a ti y nunca que nadie me quite tu recuerdo. Eres mi amor verdadero y seguirás siéndolo, no importa donde me lleve mi destino.

    ResponderEliminar

serán eternamente preciadas las palabras que destines a comentar este humilde post