"Somos miserables los escritores", lo dice Alex Kim en su blog Mr Cookiedoughs Place, y definitivamente tiene razón. Los únicos recuerdos que tengo de haber escrito acerca de mi entera felicidad son también enteramente una bazofia, habrá quien tenga talento al hacerlo, yo no. De por sí atribuyo a la miseria y el dolor esta basura apoética, aún más en aquella posición. Ayer sucedió algo catastrófico en mi vida, y justo ahora, lamiendo las espinas del dolor es que siento que podría escribir los versos más tristes esta noche, que justo ahora, en este valle de lágrimas resurgiría la poesía infernal tan ufana y hermosa como la muerte misma. Lo determinante aquí es que, el dolor; aunque mío, no me pertenece y me parecía la ignominia más abyecta escribir sobre el suceso, porque no se puede lucrar, vamos, no se puede explotar la tristeza que a su paso deja aquella quien en su existencia fue la más pura belleza, con todo su amor para dar. Puedo decir que soy miserable sí, que duele hasta el disimulado espacio entre al alma y el corazón y que justo ahora eso me sirve de inspiración. Hablar, no se puede hablar; porque a pesar de resultar hermoso el propio dolor humano, no es momento. Negar, negar la realidad, quizá un dejo de respeto, como dice la canción "vamos a hacer un silencio" que este no es el momento y mucho menos el lugar. Escritores malditos, inmortalizando suplicios, de amores el patíbulo que se empeñan en formar. Caer, hasta el último de los círculos del infierno y renacer entre tantas letras. Somos miserables los escritores, ahora lo sé.

3 comentarios:

  1. En mi vida me habian citado, literalmente llore de la alegria...

    lo se, patetico, ja.

    Espero tu miseria acabe pronto, eventualmente debe hacerlo, no?

    Un abrazo (>'')>

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja no creo que sea patético!!

      Y pues supongo que acabará pronto, es una lástima todo lo que de paso se lleva!!

      En fin, espero no te haya molestado la cita jeje

      Saludos!!!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

serán eternamente preciadas las palabras que destines a comentar este humilde post