Al amanecer

A veces respirar duele, a veces vivir duele. Porque quisiera vivir a tu lado, porque quisiera respirar a tu lado. Porque existen madrugadas de reminiscencia y luego llega el amanecer, donde ya no formo parte de nada.

Porque faltas en mi soledad, en el espacio vacío de la curva de mi cintura, porque no estás en mi apoyo que te brindo ni en el amor que resisto a dejar ir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

serán eternamente preciadas las palabras que destines a comentar este humilde post