Esa película me hizo llorar

He estado pensando mucho acerca de lo que en teoría es obvio y no he querido ver; desde que todo esto pasó y nos separamos, ambos sufrimos, quizá de una forma o de otra, pero los dos padecemos algo, quizá el hecho de que no te den ganas de hacer nada o tarea y, en contraparte, el hecho de que te sientes feliz solo y libre.

Sabes, quizá ahora no es dolor tan crudo, como al principio, cuando pasé cada día y cada noche llorando, pero aún duele, aun escribo con lágrimas en los, aún duele tratarte como amigo cuando por dentro siento que eres todo para mi, que lo tienes todo, que eres tú; mentiría si te dijera que quiero olvidarte y también mentiría si te dijera que he tratado de hacerlo, supongo que ésta es la definición de lo que de manera cursi llaman morir de amor; dicen que por amor no se sufre, pero sí se desamor, desencanto o indiferencia... y yo, yo te dicho mil veces que te amo, que aquí estoy, que estaré y que te amo, porque para mi eres tú, porque no hay duda, porque te quiero.

Y entonces pensé lo que es obvio, tú sufres también por desamor, tratando de olvidar, de avanzar, de hacer que los recuerdos ya no duelan, tratando de superar cierto amor que causa dolor en tu corazón y en tu ser... así que sabes que a mi me tienes, que te amo y que estoy, entonces quizá tu desamor no sea por mi.

Así que al final; yo no soy importante en esta ecuación, sí, todo cobra sentido, sí, puedo comprender porque no estás conmigo reinventando el amor, y siendo feliz estando a mi lado. Porque quizá ahí radica la razón de tu duda, de tu incomodidad, quizá ahí radica esa necesidad de apartarte porque tal vez deseas estar cerca de alguien; quizá este tiempo y este proceso no se trata de curarte de mi, sino curarte de alguien más.

Al parecer todo este tiempo estuve atribuyéndome importancia que ya no tengo, quizá porque algunos años de tu vida sí fui esa persona; pero ahora que he pensado sobre todo, sobre nosotros, sobre el tiempo, sobre las circunstancias pues creo que es mi respuesta más lógica, quizá inexacta, quizá errada, quizá la más dolorosa.

Pero creo que entonces, al fin comprendí tu calma al estar conmigo, la sensación de bienestar al estar a mi lado, la manera tan calmada de sentirme tu amiga, la forma en que pasas el tiempo conmigo como si nada, como si siempre hubiéramos sido sólo amigos, como si no me conocieras desnuda del alma y del cuerpo, quizá ahora comprendo como es tan fácil para ti, las cosas conmigo, porque tu herida no es causada por mi...

Quisiera sanarte, quisiera ser un hogar para ti, quisiera seguir siendo el motivo de tu calma y tu bienestar, por que tú aún eres mi hogar.

Todo es inexacto, todo es mentira, sólo tú sabes la realidad de tu vida; quizá por eso no puedo sanarla, quizá por eso me alejas, quizá, quizá





No hay comentarios:

Publicar un comentario

serán eternamente preciadas las palabras que destines a comentar este humilde post